Cultura de dormitorio. Narraciones de adolescencia femenina

by Gloria Bonet,

expo_lacapella2

La realizadora y artista visual Xiana Gómez expone en La Capella un trabajo sobre los diarios íntimos de mujeres. Si eres de los que leías de escondidas el diario de tu hermana, esta es una cita a medida para recuperar tu status de voyeur.

“Todo parte de nuestros propios diarios” dice Xiana Gómez. “El de Carla Calleja, mi amiga y compañera, fue el diario original. Cuando se reencontró con su diario por casualidad y lo leyó estaba en shock porque estaba leyendo un relato que no tenía mucho que ver con lo que ella recordaba. Nos interesó mucho el tema del diario porque de pequeñas siempre nos habían enseñado que era un secreto. Hablar de esto aunque fuera muchos años después nos parecía muy liberador. La reacción de las personas que se reencuentran con sus escritos íntimos de adolescencia varía mucho. Suele haber sorpresa y a veces también hay mucho rechazo. Habría que pararse a pensar el porqué de esa reacción tan despectiva, de ese autodesprecio que tenemos particularmente las mujeres, propio de la autoexigencia. En cambio hay otras colaboradoras que sí se diverten con lo que habían escrito y que se lo leen a sus amigos, porque tienen una relación más distanciada. No obstante, muchas de las mujeres que nos han prestado sus diarios para el trabajo nos han dicho que leerlos no ha sido fácil. Incluso hay que no nos han podido dejar su diario dado que lo habían roto, porque se les hizo insoportable. O totalmente insignificante.”

Deberíamos preguntarnos por qué estamos programando a las niñas para que piensen de una determinada manera.

m_autorr1_lagrimas

“A mí personalmente me parece muy interesante poder releerlo si consigues un poco de distancia, el diario siempre es una parcialidad como lo es una foto. El diario es un conjunto de parcialidades muy tendencioso. El diario se escribe según unos modelos que se trasladan culturalmente a las niñas: que lo tienen que escribir en sus momentos de soledad, con mucha intensidad, con un tono melodramático, por eso lo que hay ahí es la parte más oscura de tu adolescencia. Aunque yo no lo considere literatura de ficción, desde luego hay modismos, porque en sí es un género literario. Me parece que es una literatura muy auténtica aunque existan modismos o imposturas, porque son muy transparentes. Los cuadernos están llenos de momentos viscerales en que se rompen las convenciones y se escribe desde lo más íntimo, se ve en el trazo también. Deberíamos preguntarnos por qué estamos programando a las niñas para que piensen de una determinada manera.”

expo_lacapella3

“Premeditadamente dejamos fuera los diarios escritos por chicos porque lo que queríamos era vehicular el relato femenino de la adolescencia contado en primera persona. Se ha hablado menos del femenino que del masculino y cuando se ha contado ha sido siempre desde fuera, dejando a las niñas el rol de personaje secundario, plano, simple”. Y aquí yo me acuerdo de la novela autobiográfica “Personajes secundarios” de Joyce Johnson quien fue novia de Kack Kerouak. Os la recomiendo. “El término cultura de dormitorio proviene de los Estudios culturales y se acuñó para denominar el mundo de las chicas, que se circunscribe en lo doméstico. El diario masculino también existe, pero no está tan dirigido por la industria. El propio formato del diario femenino, aunque haya casos en que no sea así, ya tiene mucha tela: con su candadito, sus hojas olorosas y sus dibujitos cursis. A día de hoy se sigue proponiendo el formato del candadito idéntico al de hace décadas. Los chicos que escribían un diario en cambio lo hacían porque querían y como les daba la gana. A las chicas nos lo regalaban.”

El propio formato del diario femenino tiene mucha tela: con su candadito, sus hojas olorosas y sus dibujitos cursis.

No puedo evitar introducir en la conversación la novela “Como se hace una chica” y Xiana Gómez recoge el guante.“En los relatos en primera persona de Caitlin Moran hay una voz que no estaba presente en el imaginario, o no tanto como otras.” Entonces yo pienso en el monopolio de la voz masculina contruida por novelas como “El guardián entre el centeno” de Salinger, por ejemplo. “Moran ha venido a aportar lo mismo que nosotras: esas otras voces. Aunque los diarios de la exposición no tengan la potencia del relato de Moran, tienen otro valor a nivel intrahistórico. Desde hace unos años se está prestando más atención académicamente y documentalmente a los escritos de literaura íntima de mujeres por su valor antropológico. Los libros de historia sólo registraban los grandes hechos, de los que estaban ausentes las mujeres y no se sabe nada de cómo eran sus vidas. Pero a parte del valor antropológico, quiero destacar que el relato íntimo adolescente a nivel literario es muy poderoso también, porque lo que cuenta no se había contado nunca antes de esta manera, de esta forma más pura, casi fuera de la literatura o de la técnica.”

expo_lacapella1

La Capella
C/ Hospital 56 (metro Liceu)
Hasta el 1 de noviembre
Lunes cerrado
Entrada gratuíta
https://www.facebook.com/elproyectod

Temas que te pueden interesar: , , , ,